2·historias

#2 contar hasta 94

#2 Esto forma parte de la misma historia!

Sonó el despertador. Eran las 06:00. En el trabajo le habían dado una semana de vacaciones, pero había olvidado desprogramar el reloj y éste sonaba como si quisiera despertar al mundo entero. Lo apagó deseando poder dormir sólo un poco más. Dio vueltas en la cama buscando el rincón más cómodo y deslizó un pie fuera del edredón para sentir el frío. Se abrazó a la almohada y contó hasta 94Cuando abrió los ojos eran ya las 12:00 del mediodía y acababa de recibir un mensaje. 

Alex 11:59
Hoy podré ver tu sonrisa?
 
Se quedó pensativa. Había olvidado preguntarle a Anna por aquel chico que aparecía con ella en las fotos y que, seguramente, era este tal Alex. Suspiró y le contestó:
Para: Alex 12:02
Hoy no es día de sonrisas.
Hablamos mañana.
 
En otras circunstancias hubiese preferido ser más agradable, pero ¡a la mierda!. No era así como quería empezar nada con nadie. De hecho, no quería nada ni nadie que la pudiese distraer en su misión de curarse las heridas. Necesitaba empezar de nuevo.

¿Por dónde empezar? Se preguntó. Y la respuesta la tenía muy cerca. Debía empezar a abrir todas esas cajas de la entrada. Se le aceleró el pulso, le empezaron a sudar las manos y decidió, con toda la voluntad que fue capaz de reunir, abrir una caja al día durante el siguiente mes. De esta manera, en 30 días podría estar lista para sonreír.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s